Llámanos al: 958 100 313
Pide Cita

Solicita Cita

Día y fecha sujetos a confirmación a través de e-mail.

Hilos Tensores

La flacidez y algunas arrugas del rostro, son síntomas que aparecen con el paso del tiempo ya que nuestra piel va perdiendo elasticidad y colágeno a medida que cumplimos años. Aún así, también hay otras causas que hacen que la piel de la cara empiece a mostrar signos de flacidez y envejecimiento prematuros como una mala alimentación, una vida sedentaria, una excesiva exposición solar u otros factores como el estrés.

Mediante esta técnica, se consigue elevar los tejidos relajados para dar al rostro un aspecto más joven y saludable, tensar y redensificar la piel, preservando los rasgos y las características naturales de cada persona.

Disponemos de varios tipos de hilos que utilizaremos dependiendo del efecto que busquemos, tensión o sustentación, o ambos a la vez que es lo ideal. Todo esto se consigue gracias a la estimulación natural de las estructuras cutáneas que el hilo produce en la zona de anclaje.

El tratamiento con hilos tensores produce un tipo de tensado cutáneo que está basado en la implantación de varios hilos en forma de red. Esta red actúa como soporte de los tejidos provocando el efecto reafirmante instantáneo y favoreciendo la producción natural de colágeno.

Es un tratamiento rápido e indoloro. No necesita ni puntos, ni incisiones.

Dependiendo de las características particulares del paciente y su tipo de piel, la duración del efecto puede estar por encima de los 18 meses.

Solicita ahora tu consulta gratuita